La Vida se manifiesta en nuestras vidas siempre y cuando mantengamos abiertos los caminos del interior. El actual ritmo de vida y los requerimientos de nuestra sociedad dificultan cada vez más ese acceso al interior personal en el que se encuentran las materias primas para la construcción de nuestras vidas. Sin darnos cuenta, nos autoexiliamos de nuestro hogar interior. Allí, utilizando la imagen del Maestro Eckhart, Dios se encuentra como en su casa, pero nosotros nos sentimos extranjeros.

Educar la Interioridad es favorecer los procesos y proporcionar las herramientas que nos permitan volver a casa, al hogar interior para desde allí vivir unidos a los demás, al mundo, a Dios.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Otra educación es posible

La Educación de la Interioridad tal y como la propongo, consta de tres contenidos: el trabajo corporal, la integración emocional y la apertura a la trascendencia/Trascendencia. Este vídeo que comparto con vosotros pertenece al colectivo Aprendemos Todos. Resulta sumamente sugerente e interesante y hace referencia a todo cuanto podemos atender trabajando esos tres contenidos y a los dos grandes objetivos de la EI: la unificación de las dimensiones de la persona y la construcción de la unidad con los demás, con el mundo y con el Absoluto.   
Me confirma que no somos pocos los educadores que suspiramos por una auténtica calidad educativa que no pasa por papeleos, tics, etc... sino que, integrando todo eso en la medida en la que es necesario, va más allá quedándose en lo más obvio: el alumno/a, el gran olvidado, a mi modo de ver, en el sistema educativo.
Disfrutad del video y no dejéis de decirme qué os sugiere.


3 comentarios:

Ignacio Morso dijo...

Que somos afortunados, que ellos, con su mirada, sus gestos, sus estados de ánimo nos lanzan continuos mensajes... no seamos torpes, ni duros, ....aprendamos cada día a educar... largo camino, pero apasionante. Un abrazo

Lara C. dijo...

Que video mas maravilloso Elena! lleno de sinceridad y de Verdad. "Mi libertad es tu riqueza, libertad para construir lo que soy. La mejor posibilidad de mi, y la mejor posibilidad de ti." Me han llegado muy hondo estas palabras. Me ha conmovido mucho, gracias por compartirlo!

Amaia dijo...

Precioso vídeo, Elena!A menudo en nuestros centros hay mucha más “cabeza” que “corazón”, mucha más “mente” que “cuerpo”, mucha más “ciencia” que “arte”, mucho más “trabajo” que “vida”, muchos más “ejercicios”que “experiencias”…y mucho más "aburrimiento" que alegría y entusiasmo.
Yo también creo que otra educación es posible...

Gracias por el vídeo y feliz fin se semana

Amaia