La Vida se manifiesta en nuestras vidas siempre y cuando mantengamos abiertos los caminos del interior. El actual ritmo de vida y los requerimientos de nuestra sociedad dificultan cada vez más ese acceso al interior personal en el que se encuentran las materias primas para la construcción de nuestras vidas. Sin darnos cuenta, nos autoexiliamos de nuestro hogar interior. Allí, utilizando la imagen del Maestro Eckhart, Dios se encuentra como en su casa, pero nosotros nos sentimos extranjeros.

Educar la Interioridad es favorecer los procesos y proporcionar las herramientas que nos permitan volver a casa, al hogar interior para desde allí vivir unidos a los demás, al mundo, a Dios.

jueves, 31 de mayo de 2012

Gracias a los que nos ayudan a tomar conciencia

El viernes 30 de Marzo en Santander, SETEM, el Centro Delàs de Estudios por la Paz de Justícia i Pau y el Observatorio de la Deuda en la Globalización (ODG), representantes de la Campaña "Banco Santander sin armas", y una representante del Movimiento de Afectados por las Represas en Brasil (MAB) intervinieron durante la Junta de Accionistas del Banco Santander para denunciar las prácticas nada éticas de esta entidad debido a su relación con el negocio de las armas y a su responsabilidad por los daños sociales y medioambientales causados en la amazonía brasileña.

La Campaña "Banco Santander sin armas" entregó un diploma al Banco Santander por ser la segunda entidad financiera española que más invierte en el sector armamentístico y se reveló el importante papel de dicha entidad en la producción y comercialización de armas en todo el mundo. También se denunció su contribución en la última década, con más de 1.000 millones de euros, a la producción y comercialización de armamento, directamente responsable de violaciones de derechos humanos y de millones de muertes alrededor del mundo. Ante esta denuncia, el Sr. Botín se limitó a mostrar su desacuerdo personal y negó tajantemente las acusaciones, pero sin dar ningún argumento ni prueba que demuestre lo contrario ni justifique sus palabras.

He intentado colgar el vídeo desde Youtube pero no puedo, así pues os escribo el enlace. También podéis ver el vídeo en la web de Eclesalia www.eclesalia.net.

 http://youtu.be/L-xXUk4id2E

1 comentario:

Andrés dijo...

¡Indiferencia no!
Vivimos acompañados de tantas contradicciones personales y de los colectivos en los que habitualmente nos movemos que casi nos da vergüenza denunciar lo que desde la ética o desde el evangelio o desde el deseo de un mundo más humano..., es denunciable.
Enhorabuena a los que continúan en este empeño. Son una llamada contra las corazas de indiferencia.