La Vida se manifiesta en nuestras vidas siempre y cuando mantengamos abiertos los caminos del interior. El actual ritmo de vida y los requerimientos de nuestra sociedad dificultan cada vez más ese acceso al interior personal en el que se encuentran las materias primas para la construcción de nuestras vidas. Sin darnos cuenta, nos autoexiliamos de nuestro hogar interior. Allí, utilizando la imagen del Maestro Eckhart, Dios se encuentra como en su casa, pero nosotros nos sentimos extranjeros.

Educar la Interioridad es favorecer los procesos y proporcionar las herramientas que nos permitan volver a casa, al hogar interior para desde allí vivir unidos a los demás, al mundo, a Dios.

martes, 1 de enero de 2013

¿Año "nuevo"?


¡Feliz año nuevo! Sí señor, pero... Quiero desearos que de verdad sea "nuevo" porque si no cambiamos por dentro será, simplemente, un año más siguiendo las mismas rutinas, mirándolo todo igual, medio dormidos o medio despiertos. Feliz año y hagámoslo entre todos y todas NUEVO DE VERDAD abriendo nuestros corazones a la Unidad.



3 comentarios:

Andrés dijo...

Pues ánimo. Intentemos todos que el 2013 sea Nuevo de verdad. Según dicen "los que entienden" el año va a ser muy malo. Hagámoslo nuevo con los pequeños detalles, con los gestos de amor y la solidaridad con los más débiles. Dde nosostros depende!

Ignacio Morso Pelaez dijo...

¡Gracias!, Elena, precioso, sencillo, directo, inspirador... es posible recrear... si, con lo pequeño, con lo imperfecto, aunque nos cuesta creerlo. ¡Feliz Año! Un abrazo fraterno.

Elena Andrés Suárez dijo...

Un abrazo en la Unidad que somos para ti Andrés, para ti Natxo, hermanos del alma. Que esa Unidad adopte rostro compasivo, fraterno, sencillo, implicado en el cambio de este mundo. Un besazo.