La Vida se manifiesta en nuestras vidas siempre y cuando mantengamos abiertos los caminos del interior. El actual ritmo de vida y los requerimientos de nuestra sociedad dificultan cada vez más ese acceso al interior personal en el que se encuentran las materias primas para la construcción de nuestras vidas. Sin darnos cuenta, nos autoexiliamos de nuestro hogar interior. Allí, utilizando la imagen del Maestro Eckhart, Dios se encuentra como en su casa, pero nosotros nos sentimos extranjeros.

Educar la Interioridad es favorecer los procesos y proporcionar las herramientas que nos permitan volver a casa, al hogar interior para desde allí vivir unidos a los demás, al mundo, a Dios.

jueves, 10 de enero de 2013

¿Te atreves a soñar?

Imposible crecer sin sueños. Imposible avanzar sin sueños. Imposible mejorar sin sueños. Pero...¿Por qué llamamos loco a quien sueña? Atreverse a soñar es atreverse a hacer realidad los sueños y quien es capaz de hacerlo...¡es un maravilloso regalo para la humanidad!


6 comentarios:

Ignacio Morso Pelaez dijo...

¡Qué bueno!, esto hay que divulgarlo... te lo tomo prestado, jejejeje, ¡combatamos el miedo al futuro! Un abrazo

Anónimo dijo...

Lo que puede hacer la creatividad!! Y saber que este vídeo está hecho por profesionales que están especializados en transformar organizaciones a través de la innovación!! vamos todo un logro... Se transforma la palabra metas, objetivos.. por SUEÑOS y le da otra perspectiva... más humano, más directo... al centro de la persona.
"TODO DEPENDE DE LO QUE TÚ CREAS"
Me atrevo a soñar y a salir más por la zona mágica donde sólo ocurren cosas maravillosas!!
Hay alguien que dice las cosas mejor que yo.. y esta vez dibujando!!

Jordi Panisello dijo...

"Morir, dormir: dormir, tal vez soñar. Sí, ese es el estorbo; pues qué podríamos soñar en nuestro sueño eterno ya libres del agobio terrenal, ..."
Pues no hacer falta llegar al límite como en el monólogo shakespiriano. Nuestros alumnos, niños y jóvenes, y algunos de nosotros, ya no corpóreamente tan jóvenes, todas y todos, debemos, deben, atreverse a soñar, a imaginar, a visualizar, ver que la vida no tiene una única respuesta porque nunca ha habido una única pregunta; del mismo modo que nunca existirà una persona como cada uno de nosotros, capaz de hacer por definición cosas tan únicas y especiales como cada uno de nosotros.
Cada mañana, de lunes a viernes, tengo el placer -a veces soñoliento por lo temprano- de estar con jóvenes todos distintos y todas diferentes, me gusta pensar que no sólo les acompaño y animo a crecer, también sin duda a soñar.
Gracias por compartir una vez más, Elena.

Elena Andrés Suárez dijo...

Pani, gracias a ti por seguir soñando cada día un sueño antiguamente nuevo, novedosamente antiguo y por despertar del sueño vano del "no puedo", "no sé" a tantos y tantos. Un abrazo.

Elena Andrés Suárez dijo...

Sí... el mundo empresarial se ha espabilado para utilizar el lenguaje de la hondura humana, de las búsquedas comunes, de nuestros anhelos y todo para ser más efectivos. Pero podemos aprender algo y eso es bueno: a ser "efectiva y afectivamente nosotros", lo afectivo es lo efectivo tantas veces.

Metas y objetivos sueña frío, "sueños" suena mejor o peor, depende como, porque en la sociedad de los resultados y de la excelencia parece que hay que soñar con cosas factibles, lo demás son sueños y "los sueños, sueños son". Sueño y utopía son hermanas. La quimera nos lleva al suicidio, a la frustración, al cabreo. EL sueño nos otorga alas.

Anónimo dijo...

Florece y Prospera!!

http://www.youtube.com/watch?v=Q7kBpPfAzr8