La Vida se manifiesta en nuestras vidas siempre y cuando mantengamos abiertos los caminos del interior. El actual ritmo de vida y los requerimientos de nuestra sociedad dificultan cada vez más ese acceso al interior personal en el que se encuentran las materias primas para la construcción de nuestras vidas. Sin darnos cuenta, nos autoexiliamos de nuestro hogar interior. Allí, utilizando la imagen del Maestro Eckhart, Dios se encuentra como en su casa, pero nosotros nos sentimos extranjeros.

Educar la Interioridad es favorecer los procesos y proporcionar las herramientas que nos permitan volver a casa, al hogar interior para desde allí vivir unidos a los demás, al mundo, a Dios.

jueves, 18 de abril de 2013

Escrache positivo: "Tal prisa me daré que una hora amando..."

Me acerco hasta ti para decirte suevemente, sin gritarte, lo que sí puedes hacer. No lo que has hecho mal, no el mal que me has hecho... Me acerco, te pido permiso y, mirándote a los ojos te digo:

Puedes amar.
Puedes convertir ese amor en gestos concretos.
Puedes sonreír al triste,
puedes abrazar al triste,
puedes consolar al triste,
puedes pedir perdón a quien ofendiste,
puedes perdonar,
puedes enmendar lo que hiciste mal.
Sí, puedes amar. En ti hay amor.
BUSca el amor que hay en ti, el amor que eres...
¡AMA!
No estás condenado/a al odio, o a la indiferencia ni a la avaricia, ni a la mentira.
Has sido creado/a para el amor, para caminar con otros/as, para gozar de lo que es de todos/as, para dejarte liberar por la Verdad...

Me acerco a ti... No te grito, no te empujo, no te hago sentir incómodo/a o atacado/a, al menos, no es mi intención...
Me acerco a ti para decirte que, si lo has hecho mal, si has hecho tanto daño, si has fallado... Eso no es lo último, ni lo definitivo.
No puedo ser tu juez ni quiero ser tu víctima.
Sólo necesito recordarte que PUEDES AMAR... como me lo recuerdo a mí cada día.

"PUES SI DEL TIEMPO QUE PERDÍ ME OFENDO, TAL PRISA ME DARÉ QUE UNA HORA AMANDO, VENZA LOS AÑOS QUE PASÉ FINGIENDO" (Félix Lope de Vega)

11 comentarios:

Gonzalo dijo...

Jesús da VIDA DEFINITIVA porque es UNO con el Padre.
Son dos aspectos eminentemente pascuales.
No se trata de una Vida para el más allá.
Se trata de participar aquí y ahora de la misma Vida de Dios.
....................

Desde la vida biológica, en la que me encuentro,
debo acceder a la Vida Divina, que también está en mí.
A esta VIDA no le afecta la muerte,
por eso, cuando la vida biológica termina, AQUELLA continúa.
.....................

Tener fe, consiste en confiar en esta promesa de Jesús.
Es pasar ya, desde ahora, a esa Vida Nueva.
Nacer de nuevo a una Vida que ya no terminará.
Ahí encontraré la verdadera salvación.

Anónimo dijo...

El amor es más que una simple emoción: es un complejo y poderoso sistema de motivación, una fuerza que nos guía y nos propulsa en la vida diaria. Es nuestro motor... Así veo el amor en esta canción...
Apaga la luz y verás...

http://www.youtube.com/watch?v=IQ98I5ctHqg

Ignacio Morso Pelaez dijo...

Hermoso Elena, esa apuesta por los gestos positivos, por la palabra oportuna, por el compromiso hecho entrañas. ¡Gracias!, el amor es posible, solo nos queda creérnoslo. Un abrazo fraterno

Elena Andrés Suárez dijo...

Gonzalo, gracias por ponerme esas citas de Fray Marcos. AL principio creí que eran pensamientos tuyos pero hace unos días me lo recomendó un íntimo amigo que lo lee y me dije...¡anda, si es lo que pone Gonzalo en mi blog! VEo que te gusta también. De todas formas, te invito a que cites siempre las fuentes, para respetar a los autores cuando usamos sus palabras. Un cordial saludo.

Gonzalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gonzalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gonzalo dijo...

Hola Elena: Como no se si llegó un comentario parecido al de hoy porque se me bloqueó el ordenador, te lo cuento hoy.
Como soy bastante anticlerical (a pesar de que soy cura y jesuita, ordenado mientras estudiaba también electrónica en Jesús Obrero)me gusta lo filosófico-humanista que tienen los comentarios de Fray Marcos... y por eso te los paso..

Elena Andrés Suárez dijo...

Hay muchas formas de expresar la fe, gracias a Dios, yo también me siento a gusto con lenguajes de ese estilo. Intuyo que eres de Vitoria? Pero ya no estás? perdona si te parezco curiosa, pero me gusta saber alguna cosilla de quienes siguen el blog. Me alegra tener a un jesuíta por aquí. Un cordial saludo.

Gonzalo dijo...

La culpa la tienes tú de que yo esté por aquí: por tirarme la toalla en la primera charla que nos diste en el seminario de Vitoria este otoño al grupo en el que se te enroscó Miguel en el resto del papel... en el que te enroscaste en el suelo. ¿Te acuerdas?

Gonzalo dijo...

Elena: no fue en otoño, que estuvimos en Estíbaliz, sino en primavera, ya que empecé a leer tu blogg coincidiendo con la preparación de un retiro de cuaresma que tuve que dirigir en mi comunidad... y me vinieron buen tus ideas.
Gracias

Elena Andrés Suárez dijo...

¡Hala!¿Cómo olvidarlo? Fue memorable ese momento "lío" jajajajaaaa... NO te pongo cara pero ahora te ubico mejor.
Me alegra muchísimo que lo que voy compartiendo te ayude en algo, para eso lo hago y me gratifica mucho saber que es así.
Un fuerte abrazo.