La Vida se manifiesta en nuestras vidas siempre y cuando mantengamos abiertos los caminos del interior. El actual ritmo de vida y los requerimientos de nuestra sociedad dificultan cada vez más ese acceso al interior personal en el que se encuentran las materias primas para la construcción de nuestras vidas. Sin darnos cuenta, nos autoexiliamos de nuestro hogar interior. Allí, utilizando la imagen del Maestro Eckhart, Dios se encuentra como en su casa, pero nosotros nos sentimos extranjeros.

Educar la Interioridad es favorecer los procesos y proporcionar las herramientas que nos permitan volver a casa, al hogar interior para desde allí vivir unidos a los demás, al mundo, a Dios.

lunes, 13 de enero de 2014

La mágica magia de la música

Simplemente...Gozadlo, eso educa también la interioridad.

2 comentarios:

Ignacio Morso Pelaez dijo...

Querida Elena, sencillamente precioso, gracias por compartirlo por hacerme disfrutar de nuevo unos minutos, de esa armonía y belleza que transmite la canción. Que pena no tener la traducción de la letra, pues será proporcional a su música. Un abrazo, seguimos entrelazados.

Elena Andrés dijo...

Natxo, creo que se trata de una canción del folklore irlandés, sé que el algún colegio vasco han cogida la música y le han puesto música en euskera y ahn hecho esto mismo, parece ser que en muchos coles y otros ámbitos se ha puesto de moda esto del vasito, es precioso.