La Vida se manifiesta en nuestras vidas siempre y cuando mantengamos abiertos los caminos del interior. El actual ritmo de vida y los requerimientos de nuestra sociedad dificultan cada vez más ese acceso al interior personal en el que se encuentran las materias primas para la construcción de nuestras vidas. Sin darnos cuenta, nos autoexiliamos de nuestro hogar interior. Allí, utilizando la imagen del Maestro Eckhart, Dios se encuentra como en su casa, pero nosotros nos sentimos extranjeros.

Educar la Interioridad es favorecer los procesos y proporcionar las herramientas que nos permitan volver a casa, al hogar interior para desde allí vivir unidos a los demás, al mundo, a Dios.

viernes, 6 de junio de 2014

COMPASIÓN

La carta de la compasion fue redactada a lo largo de dos años tras una amplia consulta a través de internet y una comisión de alto nivel que redactó el borrador. La iniciativa partió de la escritora Karen Armstrong que anunció los resultados en una cumbre de la paz, no hace mucho tiempo, en el Centro Dalai Lama por la paz y educación, en Vancouver. 



1 comentario:

Ignacio Morso Pelaez dijo...

Por aquí podríamos empezar la auténtica revolución, donde todos descubramos que lo central y único importante es la persona humana... Precioso, larga tarea nos queda... pero no encuentro mejor reto para hacer evangelio...Un abrazo