La Vida se manifiesta en nuestras vidas siempre y cuando mantengamos abiertos los caminos del interior. El actual ritmo de vida y los requerimientos de nuestra sociedad dificultan cada vez más ese acceso al interior personal en el que se encuentran las materias primas para la construcción de nuestras vidas. Sin darnos cuenta, nos autoexiliamos de nuestro hogar interior. Allí, utilizando la imagen del Maestro Eckhart, Dios se encuentra como en su casa, pero nosotros nos sentimos extranjeros.

Educar la Interioridad es favorecer los procesos y proporcionar las herramientas que nos permitan volver a casa, al hogar interior para desde allí vivir unidos a los demás, al mundo, a Dios.

martes, 18 de agosto de 2015

Primer Postgrado Experto Universitario en Educación de la Interioridad


Desde este blog deseo compartir con todos y todas los/las que lo leéis una noticia para mí muy emocionante: el próximo curso el Centro Universitario La Salle ofertará entre sus postgrados el de Experto Universitario en Educación de la Interioridad para Centros Educativos. Quizá me equivoque, pero creo que a nivel mundial, es el primero y único con este título y contenidos (si me equivoco corregidme, por favor).

Como todas las cosas bonitas de la vida, la concreción de este Postgrado ha llegado en el momento oportuno, en un Kairós personal y educativo a mi modo de entender.

Un kairós personal porque tras quince años dedicada íntegramente a la investigación y práctica de todo cuanto tiene que ver con la Educación de la Interioridad (EI) sentía dentro la necesidad de "dar a luz" otro momento que se había ido gestando en los últimos seis años. El crecimiento exponencial de los cursos que he impartido para educadores/as ha significado una atalaya privilegiada desde la que otear y tocar de cerca el avance de una nueva mentalidad educativa que se está gestando lenta pero imparablemente en España y no sólo aquí, sino en todo el mundo. El contacto directo con muchos/as educadores y educadoras en búsqueda, inquietos/as, deseosos/as de otra forma de educar, me ha ido llevando a profundizar en lo que entendemos por "educación" y ha hecho nacer en mí nuevos interrogantes y, a la vez, renovadas certezas, Junto a ello, en estos últimos años he sentido con fuerza que lo que podía ofrecer desde cursos de ocho días o de dos semanas es algo diminuto en comparación con lo que este camino de renovación pedagógica y personal exige de nosotros/as. Por ello, el día en el que Carlos Esteban Garcés, ahora Director del Postgrado, contactó conmigo para  "compartir un sueño", fue un día de esos que quedarán para siempre grabados en la memoria de mi corazón. Carlos, con su sonrisa, su cercanía, buen humor  y grandísima profesionalidad ha hecho posible que algo que en mí era un deseo de hace mucho, tenga por fin "ojos y cara" y, esperemos que tenga también el nombre y apellido de los/as educadores/as que quieran y puedan embarcarse en esta aventura de una formación más global, más profunda e interdisciplinar.

Un kairós educativo porque. como ya he mencionado, la vuelta atrás en Educación es ya imposible. A nivel mundial se están dando pasos hacia un nuevo modelo educativo que desea integrar lo que siempre ha sido lo más genuino de la Educación y del/la buen/a educador/a: Educar para la vida y desde la vida atendiendo a la totalidad de la persona con lo más novedoso y actual. Hoy, con las aportaciones inestimables de la neurología, la psicología transpersonal y la espiritualidad post-religional, sabemos que ya no podemos seguir transitando veredas educativas que no conducen sino a mermar en el niño y el joven la pasión por el aprendizaje (y no sólo el aprendizaje cognitivo sino el emocional, el espiritual...) y a generar frustración en los educadores/as así como en ocasiones, un desapego de la familia en todo cuanto tiene que ver con la atención a esa educación integral de sus hijos e hijas.

Pero además, este primer Postgrado de Educación de la Interioridad, ha posibilitado reunir a educadores y educadoras de diferentes lugares de España, de distintos colegios que ya llevan tiempo impartiendo la EI en sus centros así como poder gozar de la presencia de personas que hablarán de lo que viven porque su propia vida se construye en torno a esa "atención a lo interior". Desde aquí quiero agradecer de todo corazón la disponibilidad maravillosa que cada uno de ellos y ellas ha manifestado al hacerles llegar la petición de colaboración. Provoca una alegría inmensa escuchar voces alegres al otro lado del teléfono y recibir correos animosos cuando lo que le propones al otro/a es más trabajo del que ya tiene y, en algunos casos, decir sí a intervenir en el Postgrado ha supuesto para esa persona cambiar algunas fechas en agendas que ya son de por sí  muy complicadas. También he de agradecer la generosidad de los directores y directoras de algunos colegios que "nos ceden" a sus educadores/as en horas lectivas con una gran conciencia de prestar un servicio a la mejora educativa de nuestro país. Para mí todo un ejemplo de vida, os lo aseguro. Desde aquí: GRACIAS.

Sea como sea, este tránsito hacia otros modos de educar y no sólo de educar sino de vivir, es ya imparable y crece el número de personas que desde diferentes ámbitos abren camino con dedicación y sabiduría. Iniciativas como las de este Postgrado a mi modo de ver lo demuestran. Comparto con vosotros/as, lectores de este pequeño blog, mi alegría y mi satisfacción. Quien sabe si en Madrid podré conocer a algunos/as de los que lo leéis. 

Para quien quiera informarse sobre todo lo referente al Postgrado he añadido en el blog una pestaña sobre el tema, entrad en ella y ahí os espera un link específico. Espero que sea de vuestro interés y que lo deis a conocer. Gracias.

9 comentarios:

ItziarSalle dijo...

Cuánto me alegro, querida Elena, de ver que el sueño que alimentamos los educadores y educadoras va tomando rostros y formas tan atractivas, interesantes e imprescindibles. Porque creemos en los niños y jóvenes y en una educación que transforma, que es Buena Noticia.

Elena Andrés dijo...

¡Gracias, Itziar porque tú eres parte importante de esta aventura! Gracias por tu disponibilidad y generosidad.

Angélica Sánchez dijo...

Me alegro que aquello por lo que trabajamos, por lo que creemos va dando sus frutos. Por los coles de Aragón podrías pasarte, creo que andamos un poco huérfanos en la educación de la interiiridad, y algunos con aquello en lo que creemos, vivimos, sentimos... lo compartimos con nuestros alumnos.
De nuevo, enhorabuena!
Un saludo, Angélica.

Angélica Sánchez dijo...

Me alegro que aquello por lo que trabajamos, por lo que creemos va dando sus frutos. Por los coles de Aragón podrías pasarte, creo que andamos un poco huérfanos en la educación de la interiiridad, y algunos con aquello en lo que creemos, vivimos, sentimos... lo compartimos con nuestros alumnos.
De nuevo, enhorabuena!
Un saludo, Angélica.

Angélica Sánchez dijo...

Me alegro que aquello por lo que trabajamos, por lo que creemos va dando sus frutos. Por los coles de Aragón podrías pasarte, creo que andamos un poco huérfanos en la educación de la interiiridad, y algunos con aquello en lo que creemos, vivimos, sentimos... lo compartimos con nuestros alumnos.
De nuevo, enhorabuena!
Un saludo, Angélica.

Angélica Sánchez dijo...

Me alegro que aquello por lo que trabajamos, por lo que creemos va dando sus frutos. Por los coles de Aragón podrías pasarte, creo que andamos un poco huérfanos en la educación de la interiiridad, y algunos con aquello en lo que creemos, vivimos, sentimos... lo compartimos con nuestros alumnos.
De nuevo, enhorabuena!
Un saludo, Angélica.

Elena Andrés dijo...

Muchas gracias, Angélica (4 veces gracias, jajajaja) Tú sigue sembrando. Un abrazo.

Angélica Sánchez dijo...

Ops!No era mi intención destacar con tanto mensaje.En uno solo cabían 4, 5, 6... enhorabuenas.Si esta vez se cuadruplican, ya es mas de "cosa interna", créeme.
Continuaré haciendo todo lo posible y de la mejor manera que se, de sembrar en en esas "pequeñas personitas".
Gracias por tu amabilidad.
Un saludo de ida.

Concha Cazorla ADC dijo...

¡Gracias por tu audacia Elena! estoy encantada y agradecida de compartir este tramo del camino... Cuando está todo por hacer,todo es posible. Hasta pronto... un poco más allá.