La Vida se manifiesta en nuestras vidas siempre y cuando mantengamos abiertos los caminos del interior. El actual ritmo de vida y los requerimientos de nuestra sociedad dificultan cada vez más ese acceso al interior personal en el que se encuentran las materias primas para la construcción de nuestras vidas. Sin darnos cuenta, nos autoexiliamos de nuestro hogar interior. Allí, utilizando la imagen del Maestro Eckhart, Dios se encuentra como en su casa, pero nosotros nos sentimos extranjeros.

Educar la Interioridad es favorecer los procesos y proporcionar las herramientas que nos permitan volver a casa, al hogar interior para desde allí vivir unidos a los demás, al mundo, a Dios.

lunes, 17 de septiembre de 2018

La EI en Portugal.


Os ofrezco este pequeño vídeo realizado durante la celebración del curso de EI que impartí la semana pasada en la casa de la Religiosas del Amor de Dios en Fátima. Los participantes fueron 24 profesores/as de Escuelas Católicas de todo Portugal.

Es muy reconfortante comprobar de qué forma los obispos portugueses apoyan e impulsan la implantación de la EI en las escuelas y animan a los profesores/as a la formación desde el SNEC (Secretariado Nacional de Educación Católica). Desde aquí agradezco de corazón el cariño con el que se ha realizado este vídeo.

Es la cuarta vez que animo un curso en Portugal y he de decir que me encuentro en los cursos y conferencias con educadores/as de una excelente formación intelectual y humana. personas muy vocacionadas y con muchas ganas de aprender.

El ambiente del curso fue cálido. Como siempre, es una privilegio asistir como testigo a la sensación de familia y amistad que se genera entre personas que no se conocían previamente y de qué modo los educadores/as lo valoran y ven en ello la semilla de lo que puede favorecer la EI una vez llega al claustro y de ahí al aula.

Portugal está acogiendo al EI con mucha alegría y creatividad.

Muito obrigada a todos por tudo.

2 comentarios:

Paulo Costa dijo...

olá Elena

acabei de ler o teu texto sobre a EI em Portugal. E pensar que tudo começou em Viseu, depois de um contacto que estabeleci contigo e dizias: «a língua não será um problema?» Respondi: «o Espírito Santo ajuda-nos!» Obrigado Elena por estares sempre disponível para partilhares a tua sabedoria. Paulo Costa

Elena Andrés dijo...

Olà Paulo: es verdad, tú y el colegio de Rosario me abristeís las puertas de una aventura fascinante en Portugal. Ya son cuatro años conociendo educadores maravillosos y, es cierto. el idioma no es un problema.
Muito obrigada, Paulo, por haber sido la mano tendida que me animó a perder el miedo.
Cada visita a Portugal supone una calidez y calidad inmensas. Espero que sigamos abriendo camino.