La Vida se manifiesta en nuestras vidas siempre y cuando mantengamos abiertos los caminos del interior. El actual ritmo de vida y los requerimientos de nuestra sociedad dificultan cada vez más ese acceso al interior personal en el que se encuentran las materias primas para la construcción de nuestras vidas. Sin darnos cuenta, nos autoexiliamos de nuestro hogar interior. Allí, utilizando la imagen del Maestro Eckhart, Dios se encuentra como en su casa, pero nosotros nos sentimos extranjeros.

Educar la Interioridad es favorecer los procesos y proporcionar las herramientas que nos permitan volver a casa, al hogar interior para desde allí vivir unidos a los demás, al mundo, a Dios.

viernes, 23 de marzo de 2018

Educación de la Interioridad como Paradigma educativo y Mindfulness

Lanzo un reto reflexivo a los profesores que se han formado conmigo o se están formando:

SI UN COLEGIO YA IMPLEMENTA UN PROYECTO DE EDUCACIÓN DE LA INTERIORIDAD BASADO EN LOS OBJETIVOS:


  • UNIFICACIÓN DE LAS DIMENSIONES DE LA PERSONA
  • CONSTRUCCIÓN DE LA UNIDAD CON LOS DEMÁS, EL MUNDO Y DIOS


Si además lo hace tomando como base tres contenidos generales:


  • TRABAJO CORPORAL
  • INTEGRACIÓN EMOCIONAL
  • APERTURA A LA TRASCENDENCIA
Si para ello, entre otras, incluye en su secuenciación de técnicas desde infantil hasta bachillerato o ciclos el proceso:

                                 RELAJACIÓN-MEDITACIÓN-ORACIÓN


¿Tiene sentido incluir una formación específica en Mindfulness para todo el claustro?

Ahí os lo dejo. Mi punto de vista en unos días. Es una cuestión importante.

2 comentarios:

Koro dijo...

Necesitamos alimentos para el "alma", y tu Elena nos los das. Por favor, sigue escribiendo

Elena Andrés dijo...

Koro... Muchísimas gracias, preciosa, me animas con tu valoración. Un abrazo.