La Vida se manifiesta en nuestras vidas siempre y cuando mantengamos abiertos los caminos del interior. El actual ritmo de vida y los requerimientos de nuestra sociedad dificultan cada vez más ese acceso al interior personal en el que se encuentran las materias primas para la construcción de nuestras vidas. Sin darnos cuenta, nos autoexiliamos de nuestro hogar interior. Allí, utilizando la imagen del Maestro Eckhart, Dios se encuentra como en su casa, pero nosotros nos sentimos extranjeros.

Educar la Interioridad es favorecer los procesos y proporcionar las herramientas que nos permitan volver a casa, al hogar interior para desde allí vivir unidos a los demás, al mundo, a Dios.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Una experiencia y un sueño. Ideas desordenadas

Hoy quiero compartir con todos/as vosotros/as algo que en parte es una experiencia y en parte un sueño. Vayamos por partes y lo primero es la experiencia.

El verano pasado la Vida me regaló impartir dos cursos de EI en Portugal. Lo hice a dos grupos de profesores/as de la zona de Oporto, un primer grupo perteneciente a la congregación del Sagrado Corazón de María en Viseu y el segundo curso a un grupo de profesores  de colegio de los Claretianos de Os Carvalhos.

Al ser verano, mi marido ya estaba de vacaciones así que pudimos estar y trabajar los dos juntos, algo que es un lujo y un descanso para mí y que me ofrece una excelente posibilidad para contrastar con otro mis percepciones, sensaciones...

Cada día comentábamos las sensaciones y en todo el tiempo fueron más que gratas. Encontramos educadores con un nivel de formación altísimo (muchos licenciados y doctorados en teología), manejando perfectamente varios idiomas, entre ellos el castellano, generosos en su dedicación, creativos y sumamente acogedores.

Pero no es este el tema principal que deseo compartir hoy sino la sorpresa que fue para nosotros que al terminar el primer curso, la Secretaria del Secretariado Nacional de Escuela Cristiana de Portugal me propusiera regresar para dar unas charlas y talleres para todo el profesorado de escuelas cristianas. Fue una alegría y me sentí sumamente honrada. Los obispos portugueses en su mayoría no tienen dudas: el camino es por ahí.

Así que el sábado pasado estuve en la casa de los Carmelitas situada en frente del Santuario internacional de Fátima hablando a 156 educadores/as de la zona centro y Sur de Portugal sobre la EI. Lo más hermoso para mí y lo más emocionante fue que pude realizar esta intervención mano a mano con Diana Ferreiro, educadora del colegio de La Salle que formó parte del grupo de educadores lasalianos que comenzaron la andadura de Hara. Ella fue en aquel 2009 la única portuguesa del grupo y no se amedrentó. Ahora, tras mi segunda estancia en Portugal compruebo lo sencillo que es para ellos comprender el castellano y su facilidad para los idiomas, debida, en parte, a que no existe el doblaje de películas...¡qué vagos somos los españoles!

Diana explicó en qué consiste el Proyecto Hara y como lo trabajan y viven ellos en su centro y por la tarde ella, junto con compañeros de su colegio de diferentes etapas, dirigieron talleres prácticos. Podéis imaginar cómo disfruté escuchándola y... claro, no pude evitar sentir ese "orgullo" que los educadores sentimos cuando alguien a quien tú has formado lo percibes ya como MAESTRO. Sí, SIETE AÑOS (un septenio) después percibí muy claros los frutos del esfuerzo lasaliano y del mío y evoqué tantos cursos impartidos desde el 2004, tantos momentos, rostros, experiencias de todo tipo, también momentos duros, momentos de duda, pero sobretodo momentos de Vida que tanto me han aportado y hecho crecer.

Y resonó con fuerza lo otro que deseo compartir con vosotros/as hoy: el sueño. 

Son ya dieciséis años los que llevo dedicándome a la EI, primero con mi alumnos en el colegio Mare de Déu del Roser (Adoratrices) de Barcelona donde trabajé, luego en el Casal Lluis Espinal de la Cova de Manresa, después en la Diócesis de Vitoria y ahora de nuevo yendo donde me llaman que son numeroso colegios de España y todo esto no es "autobombo" (los que me conocéis sabéis que no me va mucho lo de la "publicidad", a veces hasta soy un poco "dejada" en ese aspecto) sino que es una forma de deciros con datos de primera mano que la EI lleva DIECISÉIS años (y más) caminando imparable por España, siendo el foco de atención de miles de educadores, equipos directivos, equipos titulares de diversas congregaciones del ámbito concertado. La EI hoy está ya en la universidad adoptando al forma de Posgrado Universitario en el que hay alumnos del contienen americano (Argentina y Venezuela). Son ya varias las tesinas y tesis doctorales que versan sobre la Interioridad humana y sobre la Educación de la Interioridad. Cada vez hay más Foros con este tema. 

Actualmente en toda España hay varios proyectos ya en marcha, en concreto: el proyecto lasaliano HARA,  la Compañia de María y su Proyecto "i", Jesuitas, Escolapias de Cataluña, Salesianas, Salesianos de Sants Viçens dels Horts (Barcelona), EGIBIDE y su proyecto IZAN en Vitoria y allí también el Colegio Veracruz de las misioneras de Bérriz con su proyecto "Zugan" que ahora es un proyecto editado por Edelvives con el nombre "En ti", otros comenzando como Maristas de la Ibérica (Proyecto Quéreb), Vedrunas, Niña María en Vitoria, Claretianas... Y seguro que me dejo a muchos, algunos porque lo están creando asesorados por otros/as especialistas, otros porque están aún en la fase de "aproximación"  y no tienen un proyecto educativo como tal pero sí la certeza de que deben ofrecer este paradigma...

Con todo este recorrido y viendo ahora lo que se está movilizando en Portugal, donde regreso en abril para repetir la jornada del sábado pasado pero esta vez en Oporto, creo que es hora de comenzar a soñar y crear UNA RED IBÉRICA DE EXPERTOS EN EI que facilite el camino a los colegios e instituciones que precisan asesoramiento. Una red donde quien ya está adelantado ayude a entender a los que sienten interés qué es la EI, qué pasa en los profesores, alumnos y padres-madres cuando la EI deja de ser un "proyecto más " y comienza a ser entendido y aplicado como "PARADIGMA EDUCATIVO DEL SIGLO XXI". Una red en la que compartir materiales, sí, pero mejor aún reflexión de fondo, dudas, certezas, miedos y sueños, alegrías y penas... la Vida.

Si uno de los dos objetivos principales que en mi caso propongo en la EI es aquel de CONSTRUIR LA UNIDAD CON LOS DEMÁS, EL MUNDO Y DIOS, ¿podemos seguir trabajando cada uno en su "terruño"?

Así lo expuse en Portugal y ya hubo quien me dijo "cuenta conmigo"... Aún  son "ideas desordenadas", es utopía, no quimera. Utopía porque nos  pone en camino.

¿OS ANIMÁIS?






2 comentarios:

Erika A Kremer dijo...

Cuenta conmigo Elena!

Elena Andrés dijo...

Jajajaaaaaaa... algo me decía que serías la primera en ofrecerte.